En el centro del escenario la silueta de un verdadero artista de circo, de los de antes... Camisa abierta y pelo en pecho. El público enmudecido observa con atención esa silueta que ya impone sin mover ni un solo músculo de su cuerpo. Suena la música y su mirada directa y penetrante estalla como un volcán en erupción, comienza el espectáculo. Movimientos acompasados con una música de espectáculo de circo, de los de antes... Demuestra su habilidad con los balones girando sobre su dedo, sonríe sabiendo que eso...es solo el principio. Pero algo va a cambiar. Alguien aparece. Alguien que parece ser la  encargada de las labores de mantenimiento del teatro. Alguien que no entiende cuan sagrado es el suelo que está pisando llevando poco a poco a desesperar a nuestro artista principal. La dificultad de los malabares aumenta de igual forma que aumenta el caos y las diferencias entre estos dos personajes. Al final, una solución conjunta se convertirá en el mejor de los trucos imaginados por nuestro artista y por todos los presentes, la figura final de la levitación con siete balones girando le devolverá la grandeza y el éxito esperados, o tal vez no...               

 

En el centro del escenario la silueta de un vedadero artista de circo, de los de antes...

Camisa abierta y pelo en pecho. El público enmudecido observa con atención esa silueta que ya impone sin mover ni un solo músculo de su cuerpo.

Suena la música y su mirada directa y penetrante estalla como un volcán en erupción, comienza el espectáculo.

Movimientos acompasados con una música de espectáculo de circo, de los de antes...

Demuestra su habilidad con los balones girando sobre su dedo, sonríe sabiendo que eso...es solo el principio.

Pero algo va a cambiar. Alguien aparece. Alguien que parece ser la  encargada de las labores de mantenimiento del teatro.

Alguien que no entiende cuan sagrado es el suelo que está pisando llevando poco a poco a desesperar a nuestro artista principal.

La dificultad de los malabares aumenta de igual forma que aumenta el caos y las diferencias entre estos dos personajes. 

Al final, una solución conjunta se convertirá en el mejor de los trucos imaginados por nuestro artista y por todos los presentes, la figura final de la levitación con siete balones girando le devolverá la grandeza y el éxito esperados, o tal vez no...


In the center of the stage the silhouette of a true circus artist, 

from those of before ...

Open shirt and hair on chest. The mute audience carefully observes that silhouette that it already imposes without moving a single muscle in his body.

The music plays and the direct and penetrating gaze of him explodes like an erupting volcano, the show begins.

Movements to the rhythm of a circus show music, from the old ones ...

He shows his skill with the balls by spinning on his finger, he smiles knowing that ... it's just the beginning.

But something is going to change. Someone shows up. Someone who seems to be in charge of the maintenance of the theater.

Someone who does not understand how sacred the ground he is treading is, leading little by little to despair of our main artist.

The difficulty of juggling increases as the chaos and differences between these two characters increase.

In the end, a joint solution will become the best of the tricks imagined by our artist and by all those present,

the final figure of levitation with seven spinning balls will bring you back your expected greatness and success, or maybe not ...